Historia del Remo en Argentina

  

Si bien los primeros clubes de remo se fundaron en aguas del Riachuelo cerca de su desembocadura sobre el río de La Plata, puede decirse que Tigre y su río Luján son sin duda "la cuna del remo argentino".

Por el año 1871 aficionados y marinos ingleses competían entre sí representando a las embarcaciones de mar ancladas en el Riachuelo en Buenos Aires y el río Luján en Tigre.

El 8 de diciembre de 1873 en el río Luján se llevan a cabo regatas entre los mencionados tripulantes con la presencia del entonces Presidente de la Nación Domingo Faustino Sarmiento.

Cuenta la crónica de la época que el presidente tuvo palabras de elogios para los participantes de aquella jornada deportiva e invito a los jóvenes criollos, fundamentalmente a los del Delta a tomar parte en el futuro de esta actividad.

Comienza la actividad deportiva y la misma debe fiscalizarse. A raíz de esta situación el 21 de setiembre de 1893 se funda la Unión de Regatas del Río de La Plata, el 11 de noviembre de ese año se corre oficialmente bajo su patrocinio la primera regata oficial del Remo Argentino en aguas del río Luján en Tigre.

Las entidades de remo afincadas en Tigre de aquella época estaban formadas por una selecta elite de familias tradicionales de fines y principio de siglo. Las riberas de los ríos Tigre y Luján se fueron poblando de clubes que agrupaban, dentro de sus socios, a representantes de colectividades inglesas, hispanas, francesas, nórdicas, italianas y otras que le dieron a la zona una particular característica la cual ha llegado a nuestros días.

La realización de una regata transformaba a Tigre en una verdadera fiesta. Para ese entonces, se reunían a orillas del río Luján las más calificadas familias de la Ciudad de Buenos Aires. Estas familias dejaban los tradicionales lugares de veraneo de entonces para trasladarse a Tigre y disfrutar del verano y de las competencias de remo.

Comenzando el siglo, Tigre se convertía en un centro deportivo como no lo había en el resto del país.

A raíz de este auge social y deportivo, se construyen en la zona residencias de descanso e importantes obras edilicias tal fue el caso del Tigre Hotel y del Tigre Club ambos ubicados a la vera del río Luján en la zona que era tomada como llegada de las regatas en ese momento.

En el plano institucional, la Unión de Regatas del Río de La Plata, excedida por el gran crecimiento de la actividad, da paso a la fundación el 3 de noviembre de 1901 de la Asociación Argentina de Remo y, paralelamente, se crea la Comisión de la Regata Internacional de Tigre quien toma la responsabilidad de organizar y fiscalizar las regatas.

El río Luján es el principal centro de remo de casi todo el continente. El 11 de noviembre se transforma en la fecha tradicional del remo argentino. La última prueba de una jornada de regatas es seguida por el Presidente de la Nación. Los clubes y las residencias de la zona compiten en decorar sus edificios para los días de regatas.

Tigre y sus regatas sobre el río Luján marcan un hito muy importante dentro de la sociedad a lo largo de muchos años. Con las regatas de noviembre daba comienzo la temporada veraniega de la zona. Diarios y revistas de la época muestran la costa del río desbordante de gente. Botes de paseo de distintos clubes amarrados en los bordes de la cancha de regatas.

Los señores con sacos deportivos y el famoso rancho coronando sus cabezas, las damas participaban dando estreno ese día a sus mejores galas. Quienes viajaban a Tigre por el ferrocarril, al comprar su boleto adquirían también su boleto de acceso a las pruebas y recibían el programa de las regatas con nombres de los participantes y horarios de las pruebas.

La cancha oficial de regatas sobre el río Luján, se usaba de acuerdo a la corriente que ese día tenía el río. Siempre corriente a favor aguas abajo, la llegada se hacia frente al Club de Regatas La Marina. Aguas arriba la llegada se hacia frente al Rowing Club Argentino. El sentido de la prueba se anunciaba con un juego de banderas enarboladas en un mástil del Club de Regatas La Marina al efecto de informar a las autoridades, competidores y público en general.

Son innumerables las pruebas que se realizaron en el río Luján. Pruebas Promocionales, Oficiales, Campeonatos Argentinos, Sudamericanos y Panamericanos se disputaron en el mencionado río.

Independientemente de la actividad competitiva, los clubes de remo de Tigre cuentan con botes en los cuales los socios ya sean solos o con su familia o amigos pueden salir a disfrutar de los increíbles ríos que forman el Delta.

La Municipalidad de Tigre, teniendo en cuenta las características particulares de un lugar que privilegiado por su naturaleza se había convertido en centro de miniturismo y que, paralelamente había sido el punto de origen del remo como deporte; designa en el año 1973 a Tigre como "Capital del Miniturismo y Cuna del Remo Argentino".

No podía faltar el homenaje de la comunidad de Tigre a todos aquellos que remaron en el largo historial de regatas llevadas a cabo en el río Luján.

Por iniciativa del intendente municipal Ricardo Ubieto, el 21 de noviembre de 1982 fue inaugurado en la confluencia de los ríos Tigre y Luján un monumento que simboliza a los remeros que dieron gloria a este deporte como representantes de nuestro país en distintos lugares del mundo y que, en su origen, fueron socios de las instituciones que se encuentran a lo largo de la costa de la ciudad de Tigre. Al pie del mencionado monumento dice: "La comunidad de Tigre a los que dieron gloria al Remo Argentino".

En estos últimos años, la actividad deportiva se ha trasladado a la Pista Nacional de Remo que se encuentra sobre aguas del Canal Aliviador del río Reconquista. Siempre dentro del partido de Tigre, el espejo de agua mencionado fue construido en los comienzos de la década del 70 y, desde esa época, las pruebas no se realizan en el río Luján. Pero, a pesar de este cambio de sitio, se mantiene la tradición de realizar una prueba cerca del 11 de noviembre en aguas del Luján ya sea en categorías promocionales u oficiales. Obras de remodelación en el Paseo Victorica, transformaron al río Luján en uno de los pocos ríos del mundo que cuentan con iluminación sobre un trayecto de 500 mts. para realizar competencias nocturnas.

Fuente: Municipalidad de Tigre