Características  de  los Botes a Remo - Reglamentaciones

  

El Remo es un deporte muy completo, que permite ejercitarnos poniendo en movimiento la mayoría de los músculos de nuestro cuerpo mientras despejamos nuestra mente en un hermoso ambiente natural sin dañar en absoluto el ecosistema acuático y ribereño, por sus características nos permite hacerlo desde muy temprana hasta muy avanzada edad.
Dentro de las variantes del Remo, el de paseo, nos permite a su vez disfrutar de la naturaleza y la diversión con amigos y/o familiares al mismo tiempo que practicamos un deporte 100% aeróbico (es decir se consume gran cantidad de oxígeno) lo cual trae aparejado grandes beneficios al mantenimiento corporal la calidad de circulación sanguínea en prevención de complicaciones cardio-vasculares.
Este pequeño resumen, pretende acercarle a los nuevos Remeros los conocimientos básicos necesarios para poder disfrutar de todas estas posibilidades.
Los botes  a remo se construyen actualmente en madera y en fibra de vidrio, estos últimos se utilizan mucho en la actualidad por el menor valor de compra, y el escaso mantenimiento que requieren.  Nuestra escuela de remo cuenta con botes propios, con capacidades de 1 , 2 y 3 remeros con la posibilidad de llevar el timonel. Utilizamos todas las medidas de seguridad para que tu clase de remo o paseo sea totalmente agradable. Compartimos algunas fotografías de nuestros botes.

 

 Bote par simple con timonel Delta Rowing

Sistema de Vías y Carrito movil.

 

Vista a popa, sistema de timón

Vista de toleteras, asiento timonel

 

Doble Par con timonel

Doble Par DR2,

CAPITULO I

NOMENCLATURA

Como toda actividad náutica, el Remo posee su propia nomenclatura que se basa en un lenguaje de antiguas tradiciones. Para poder comunicarnos en forma correcta con nuestros compañeros de bote y con otras tripulaciones necesitamos conocerla. Por lo tanto, aquí está:

1) BOTE: Embarcación de líneas afinadas, sin cubierta y propulsada por remos

2) PROA: Parte delantera del bote (en el sentido del avance sobre las aguas).

3) POPA: Extremo posterior del bote.

4) BANDA BOW (bau) "Bow side": Costado o banda del lado izquierdo del remero o derecho del timonel.

5) BANDA STROKE (strok) "Stroke side": Costado o banda del lado derecho del remero o izquierdo del timonel.

6) QUILLA: Principal estructura longitudinal del bote. Ubicada en el medio, abajo.

7) SERRETA: Estructura longitudinal secundaria ubicada sobre un costado.

8) CUADERNA: Estructura transversal que da forma al casco.

9) RODA: Estructura central que es la continuación superior de remate de la quilla hacia proa.

10) CODASTE: Estructura popel, continuación de la quilla; donde se sujeta el timón cuando existe.

11) TIMÓN: Pala giratoria ubicada en la popa del bote que sirve para la dirección del mismo.

12) GUARDINES: Sogas que se utilizan para accionar el timón.

13) HORQUILLA: Pieza en forma de "U", móvil, que sostienen y sirve de apoyo a los remos.

14) TOLETE: Estructura metálica que sobresale a los lados del casco y que soporta las horquillas.

15) PALA: Extremo del remo que se introduce en el agua.

16) EMPUÑADURA: Extremo del remo que se toma con la mano.

17) TACO: Sector central del remo que trabaja sobre la horquilla.

18) VIAS: Conjunto de dos guías sobre la que se mueve el carro.

19) CARRO: Asiento móvil sobre el que se sienta el remero.

20) HINCAPIE: Tabla, o zapato, sobre el cual empujan las piernas.

21) ESLORA: Longitud máxima del bote.

22) MANGA: Ancho máximo del casco del bote.

23) PUNTAL: Altura máxima del casco del bote.

24) CIAR: Acción de remar al revés o contra remar introduciendo la pala del remo en el punto donde habitualmente esta se retira e iniciando el empuje del mismo en sentido inverso al de remar para deslizar la embarcación en sentido de popa a proa.


CAPITULO II

CONCEPTOS BÁSICOS SOBRE ESTABILIDAD

En toda embarcación existen dos elementos fundamentales que hacen a su estabilidad; 1º la manga, cuanto más ancho sea la embarcación más estable será, y 2º la posición del centro de gravedad, cuanto más abajo se concentre el peso se tendrá mas estabilidad.

En virtud de estos elementales conceptos podemos deducir que mientras seamos novatos es preferible remar en botes anchos, para luego, a medida en que ganemos experiencia, podamos remar en los botes más finos. Además, por lo que podemos deducir del segundo punto, hay que mantener el peso lo más bajo posible, no pararse en el bote innecesariamente haciéndolo únicamente en los cambios de remero y con mucha precaución.

También podremos observar, debido a lo dicho en el primer punto, que cuando tenemos los remos extendidos, con las palas apoyadas en el agua, la estabilidad aumenta considerablemente. Por lo tanto es aconsejable no cerrar los remos en los ríos grandes o muy transitados.
 

CAPITULO III

CUIDADOS DEL BOTE

Todos los movimientos, todas las maniobras, todos los recorridos, en definitiva, todo lo que hagamos en relación al remo debe hacerse siempre pensando en la seguridad, tanto de los tripulantes como del bote. Por esa razón, los remeros, sabemos que mientras más cuidemos el bote más nos estaremos cuidando nosotros y quienes nos acompañen. Para ello debemos siempre tener en cuenta los siguientes puntos.

ARMADO: Durante el armado del bote, en la rampa del club, hay que verificar que todo funcione correctamente. Colocar el tapón firmemente pero sin forzar la rosca. Asegurarse que las mariposas atornillen bien en los toletes. Verificar el buen funcionamiento del carro sobre las vías y la fijación del hincapié. Controlar la instalación del timón y el estado de los guardines. Ante cualquier duda se deberá consultar con el personal responsable de botería, y nunca salir a remar con un bote que no esté en condiciones. Los carros y las vías "NO SE ENGRASAN", y en cuanto a los remos, solamente se colocará una línea de grasa en la cara posterior del taco cuando resulte necesario.

BOTADURA: Es el acto de colocar el bote en el agua. La maniobra será realizada por personal del Club y los tripulantes estarán atentos para abordar rápidamente y separarse pronto de la rampa. Cuanto menos tiempo esté el bote junto a la rampa menos riesgos de rotura por golpes tendrá. En este momento, como también en los otros, debemos estar siempre dispuestos a mojarnos los pies a fin de evitar golpes en el bote.

NAVEGACION: Son muchas las cosas a tener en cuenta durante la navegación a remo, pero principalmente no debemos olvidar que las palas están pensadas para hacer fuerza contra el agua y no contra la rampa, un muelle, un tronco, etc., para esos casos existe el bichero. En los arroyos y canales angostos debemos tener especial precaución de no golpear contra otro bote o cualquier otra estructura, en especial no golpear los toletes. Si un tolete se deforma se nos hará muy difícil poder remar de regreso al Club. Es conveniente tener cuidado cuando se encaran las olas y tratar de evitar el ingreso de agua, no se deberá navegar sobre playas bajas, porque allí las olas de las lanchas grandes rompen (como en el mar) y producen lastimaduras y roturas a granel. Siempre que naveguemos por ríos concurridos es conveniente mantenernos alejados de las lanchas deportivas y cuidarnos de sus maniobras para evitar riesgos.

AMARRE: Cuando decidamos desembarcar en un muelle y amarrar el bote deberemos tomar todas las precauciones al amarrarlo. Siempre es conveniente amarrarlo del lado del muelle hacia el cual corre el agua, de forma que el bote quede como colgado del muelle y no golpee contra este. También, siempre se desarmarán los toletes y se plegarán teniendo especial cuidado en no perder las mariposas y tuercas de fijación. El bote será amarrado mediante un nudo fuerte, que asegure que el mismo no se escape, pero que permita ser desatado con relativa sencillez.

ATRAQUE: Al llegar de regreso al Club se atracará a la rampa siempre con la proa del bote contra la corriente. Antes de iniciar la maniobra debemos asegurarnos que haya algún marinero preparado para recibirnos, que no este circulando alguna lancha generando fuerte oleaje y debemos estar preparados para desembarcar y subir el bote a la rampa con la mayor rapidez. Siempre se deberá ayudar al personal a subir el bote hasta al cabecera de la rampa y luego se procederá a desarmarlo cuidando que nada se extravíe y procurando dejar el bote en perfectas condiciones para ser utilizado por otro socio.

CAPITULO IV

REGLAMENTACIONES

Existen dos tipos de reglamentaciones a tener en cuenta. Primero, A nivel general, están las normas de la Prefectura Argentina, que son de aplicación obligatoria para todos los navegantes del país. Estos son la Ordenanza Marítima 1/73 (Normas para las actividades náutico deportivas) y sus complementarios; y en segundo están las normas que hacen al Estatuto y Reglamento Interno del Club.
Haciendo un resumen de las normas de Prefectura podemos decir que todo bote deberá estar a cargo de una persona habilitada mediante el correspondiente carnet de remo, para obtener el mismo deberá ser mayor de 14 años, ser capaz de nadar una distancia mínima de 50 metros sin detenerse, mantenerse a flote durante 45 min, conocer el arte de remar y todas sus implicancias y conocer el significado de las principales señales visuales y acústicas de uso habitual en la navegación. Uno de los puntos principalmente destacados en estas normas se refiere a la capacidad de los botes, debiendo cumplirse estrictamente el máximo de tripulantes permitidos. También se resalta la exigencia de llevar un farol adecuado cuando se realice navegación nocturna. Por último se destaca la obligatoriedad del uso de chalecos salvavidas aprobados por todas aquellas personas que no supieran nadar correctamente y por los niños.